¡Hola, Soy Laura!

Marzo de 2020, Rishikesh, India

Tomé el tiempo como aliado pensando que era infinito hasta que un día me di cuenta que en lugar de enriquecerme con experiencias lo que estaba haciendo era sumar países y rellenar check lists. Mientras, en mi cabeza se iban almacenando los sueños que yo misma había amortajado para no escucharlos hasta que decidí soltar las cadenas y liberar de mi disco duro mental el espacio de anhelos pendientes que jamás se cumplirán.

Así es como en 2019 me subí en un avión, destino India, con billete solo de ida. No era mi primera vez sola, me había estrenado en 2017 con un viaje de tres semanas a Panamá. Le siguieron otros como Tailandia, Sri Lanka, Argentina, escapadas por Europa pero India ha sido el más especial. Recuerdo las emociones enroscadas en mi estómago al subir al avión. Me recorrían escalofríos solo de pensar en cómo el país podría zarandearme y respiraba una euforia desbordada por viajar sin fecha de vuelta, sin prisa y sin saber lo que vendrá. Quería una aventura y la tuve, con el viaje de vuelta incluido, impuesto por una pandemia mundial. Sí, me habría gustado alargarlo pero haber viajado sola tres meses por India ha sido brutal.  

Cada viaje es distinto y no importa cuál sea tu manera de viajar si a ti te vale. A mi me gusta ir lento, sobre la marcha y sin plan. No me importa dejarme cosas, por ejemplo, me fui de India sin ver el Taj Mahal pero he vivido experiencias maravillosas que no se citan en la Lonely Planet y esto es para mi viajar: descubrir, salirse del plan establecido y dejarse llevar.

Cada vez que viajo sola hago dos ejercicios fundamentales para disfrutar. El primero es hacer oídos sordos a los miedos ajenos, las advertencias disfrazadas de frustración y sobre todo a las mil y una historias crueles con finales trágicos que han pasado o van a pasar. El segundo es no planear nada y decidir en cada momento lo que realmente me apetece hacer. Soy fiel a mi misma y a nadie más, no me fuerzo absolutamente a nada, mi instinto es mi salvoconducto y mis decisiones marcan el compás.

Tengo un sinfín de razones por las que prefiero y elijo viajar sola y te animo a que tu lo hagas con estos 10 motivos que son los que hacen que ya no conciba otra forma de viajar.

Git-Git Waterfall, Bali
Git-Git Waterfall, Bali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close