6 cosas que hacer en Buenos Aires

Para conocer al completo todos los barrios de la ciudad porteña, se necesitan al menos tres o cuatro días. He viajado sola a Buenos Aires y he de decir que me sentí como en casa. Pese a los comentarios sobre inseguridad no me pareció distinta a cualquier gran ciudad: usa el sentido común, sé precavida y evita los barrios más conflictivos, como La Boca, especialmente de noche. En estos cuatro días me he movido a mi aire, usando el Subte (metro) incluso de noche y también me he lanzado a conocer la vida nocturna, en el Barrio de Palermo.

En Buenos Aires he encontrado gente hospitalaria, una ciudad cargada de historia y de arte, y una gastronomía como para volver con unos quilos de más. Si tienes poco tiempo y no te quieres perder lo mejor de esta urbe, te propongo 6 cosas que ver en tu visita exprés.

1. SAN TELMO Y EL MERCADO DE ANTIGÜEDADES

Es la visita obligada si estás un domingo en Buenos Aires: las calles se llenan de gente y puestos con todo tipo de reliquias, también culinarias, suena la música y se improvisan escenarios con bailarines de Tango.

Todo sucede alrededor de la Plaza Dorrego, sus edificios antiguos y las paredes con grafitis, le dan un nuevo aire al barrio más añejo de la ciudad. Un deleite para los sentidos, en un ambiente jolgorioso que te invito a coronar, tomándote una caña y unas empanadas locales dentro del Mercado de San Telmo.

Puesto mítico de empanadillas dentro del Mercado de San Telmo

Si en cambio, sólo tienes una mañana, puedes empezar el día en uno de los bares más antiguos: El Federal, situado a escasos metros del mercado.

2. EL SOHO DE BUENOS AIRES (BARRIO PALERMO)

Situado a 15 minutos del centro, Palermo Soho es el barrio de moda de la ciudad. Encontrarás muchos hostels dónde alojarte y una infinita oferta de bares y restaurantes, sobre todo cuando cae el sol. La ventaja: está a solo 10 minutos en coche del aeropuerto Aeroparque.

La oferta de ocio se concentra alrededor del cruce entre las calles Luis Borges y Costa Rica así como de la Plaza Serrano. Durante el fin de semana ponen un mercado en la Plaza Armenia y también alrededor de la Plaza Julio Cortázar. Hay un par de centros de yoga y locales que ofrecen brunch, healthy food y opciones vegetarianas.

3. LA BOCA: UN BARRIO EMBLEMA

Conocido por tener una de las hinchadas de fútbol más famosas del mundo y por dar nombre a uno de los equipos emblema de Latinoamérica, el Barrio de La Boca, derrocha historia, cultura y también pobreza. En cada rincón se plasma la pasión por el fútbol. Merece la pena visitar el estadio La Bombonera por dentro y conocer la historia del barrio y su pasión futbolera (seas o no seas aficionada/o).

Caminito es su calle más famosa y colorida así como la puerta de entrada a este barrio que nació hace más de 500 años y se convirtió en una de las zonas más pintorescas de la ciudad por la construcción de sus edificios. Fueron los inmigrantes llegados al puerto a través Del Río de la Plata, principalmente italianos, quiénes reutilizaron los restos de chapa y madera de los barcos viejos para construir sus casas, dotándolo de una explosión de colores que hoy atrae a turistas de todo el mundo.

Caminito, una de las calles más pintorescas del barrio

Puedes visitarlo en una mañana y sobre todo evita pasear por sus calles al anochecer ya que sigue siendo una zona peligrosa.

4. EL ATENEO: LA LIBRERÍA MÁS HERMOSA DEL MUNDO

En El Barrio de la Recoleta, una de las zonas de alto poder adquisitivo de la ciudad, se alza sobre el que fue un antiguo teatro (Grand Splendid), una enorme librería que conserva la majestuosidad del que fue un aclamado faro de la cultura porteña. Pese a sus casi 100 años, mantiene la decoración original, siendo la cúpula con sus frescos originales, la joya más preciada del recinto.

Es el lugar idílico para los amantes de los libros y es fácil perder la noción del tiempo en su interior. Mi rincón favorito: el antiguo escenario que conserva la cortina roja de terciopelo, ahora convertida en telón de fondo de una cafetería. Es el refugio ideal tras un día de ajetreo en la ciudad.

5. PASIÓN Y TANGO EN UNA MILONGA

Si quieres conocer la esencia del tango y sentir la pasión con la que lo viven los porteños, olvídate de sacar entradas para un espectáculo que te cueste un ojo de la cara y vete a una Milonga. ¿Y eso que es? Las Milongas son salas de baile abiertas a todo el mundo que a partir de las nueve de la noche se llenan de auténticas fieras del tango. Casi todas tienen bar pero hay que ir pronto para encontrar sitio. La entrada cuesta dos euros o cinco si quieres tomar una clase en grupo.

Encontrarás Milongas por todo Buenos Aires pero os recomiendo el “Salon Canning” en el barrio de Palermo. Me recibieron con los brazos abiertos, adaptaron la clase para una primeriza como yo y me hicieron sentir como en casa. Vivir el tango desde dentro es entender una parte de la cultura porteña.

6. FREE TOUR POR EL CENTRO HISTÓRICO

Buenos Aires derrocha historia en cada esquina y para mi es imprescindible visitar el centro y sus monumentos con un guía o historiador que te cuente por qué es famosa la Plaza 2 de Mayo (y las madres del pañuelo blanco); por qué fue tan popular Eva Perón; quién es el obispo más famoso de la Catedral; o qué famosa cantante del pop europea salió al balcón de la Casa Rosada. Os dejo el link de la web dónde yo reservé el free tour, es totalmente gratis y cada uno da la voluntad al finalizar, suele rondar los 10 euros por persona.

Si soys poco de andar y os gusta ir en bicicleta, la oficina de turismo ofrece un tour guiado en bici por la ciudad totalmente gratuito, solo tienes que entrar en su web para reservarlo.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close